Esta señora se ha comprado hoy el último grito en lencería para la tercera